Blogia
Espartero

¿Algo que celebrar?

¿Algo que celebrar?

 Miércoles, 24 de enero de 2007, hoy es San Francisco de Sales, santo patrón de los periodistas “cristianos y católicos” y es una onomástica digna de celebrar de no ser por la situación que vive la profesión en nuestros días.


Este santo nació y vivió en una época ajena a la que vivimos en la actualidad. Hoy, en pleno siglo XXI los profesionales de la información se encuentran con muchos problemas en su vida diaria, tanto en los más jóvenes como en los más mayores.


Los jóvenes no pueden o no podemos encontrar un “nicho laboral” aceptable lejos de la “explotación”, muchas horas, mal remuneradas, trabajos de dudoso respeto con la “ética y deontología profesional”..., con el beneplácito de algunos, -no todos-, directores.


Los de mediana edad han tenido que adaptarse a la situación de ser “hombres y mujeres-orquesta”. Sí, porque lo que en un principio se apreciaba como una oportunidad, el mundo multimedia, se ha convertido en una amenaza.


Me explico: cuando el mundo multimedia daba sus primeros sollozos todos nos congratulábamos porque iba a ser una oportunidad, más trabajo, más empresa, más dinero... Pero no, los periodistas tienen que ser hombres y mujeres orquestas.


Una misma información hay que cubrirla para la tele local de turno, la emisora de radio y redactar una información para el rotativo de la mañana.


¿Se puede cambiar?

Muchos pensamos que hemos tirado a la basura 4 ó 5 años de nuestra vida, pero ¿tenemos algo que hacer? ¿Podemos hacer algo? Creo que podemos y debemos hacer algo, aunque quizás sea un poco tarde.


Hemos aceptado muchas cosas, hacer prácticas gratis para tener experiencia, mezclar labores comerciales con informativas, y tener que asumir, por el mismo salario el trabajo de varias empresas paralelas.


Todo ello, por no hablar de la prensa gratuita, que es muy rentable pero encierra un “caballo de Troya” de la profesión, la idea de que “el trabajo de los periodistas no vale nada”.


Es necesario que alguien se plante, o que nos plantemos todos. Es necesario que los empresarios se den cuenta de que los periodicos, las horas de radio y las horas de tele no salen a la luz sin periodistas. Porque hemos estudiado una carrera universitaria para algo, no para “hacer ruido”, llenar espacios de silencio o gastar papel.


San Francisco de Sales debería interceder por aquellos profesionales que no encuentran su espacio, bien por jóvenes o por no ser muy mayores, porque ésta es una profesión vocacional aunque alguien vea en ella un negocio basado en dos derechos fundamentales: el derecho a informar y el derecho a ser informado, con una información veraz, objetiva, imparcialidad, fidelidad al lector y voluntad de servicio público.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres