Blogia
Espartero

Medallas

  

El pasado viernes Rajoy estuvo en Calahorra (La Rioja) para contemplar de primera mano los graves destrozos provocados por el atentado terrorista cometido por ETA en la ciudad bimilenaria y visitar a las víctimas del acto terrorista.

 

Sus colegas de partido, el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz y el Alcalde de la ciudad, Javier Pagola, han anunciado la puesta en marcha de líneas de crédito para “sufragar el arreglo de los destrozos".

Lo que es lo mismo…, “sacar réditos electorales” de unas acciones que son las “lógicas” de cualquier equipo de Gobierno. ¿Dónde se ha visto que un Gobierno reciba aplausos por hacer lo que es su labor: ayudar y servir a sus conciudadanos, cuando lo precisen? Eso ocurre en nuestra querida región. 

El señor Pedro Sanz hace que la gestión del día a día, se convierta en algo “extraordinario”, algo por lo que hay que aplaudirle y darle continuamente las gracias.

No es que el atentado terrorista de Calahorra sea "una pequeña cosa", todo lo contrario. Pero que el Ejecutivo riojano ayude a los calagurritanos a "seguir hacia adelante" no es algo loable, es su obligación, como Gobierno.

El presidente riojano hace que las pequeñas cosas parezcan hechos extraordinarios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres