Blogia
Espartero

La Hilaria

Leo en una famosa revista de contenido femenino, -es lo que tiene el oficio de periodista, que hay que leer de todo-, un interesante reportaje sobre el papel de las “primeras damas”, españolas…es decir de las señoras esposas de nuestros presidentes de Gobierno. 

El reportaje hace referencia al papel de Amparo Illana, esposa de Adolfo Suárez (1976-1981). Por otra parte, también hay una referencia a Pilar Ibáñez Martín Mellado, esposa del fugaz presidente del Ejecutivo, Leopoldo Calvo Sotelo (1981-1982). 

Siguiendo con el recorrido por la historia de nuestra historia más moderna, le toca el turno a la mujer de Felipe González, Carmen Romero, quien también como sus antecesoras tuvo un papel clave, pero en la sombra, en momentos diversos de nuestro país. 

Pero llega ella, Ana Botella, la de las manzanas, quien según reza el reportaje, su esposo, José María Aznar, denomina en privado “la Hilaria”. Siendo “la esposa del presidente”, llegó a contar, según reza el reportaje, “con una secretaria, dos funcionarias de apoyo y una jefa de prensa, casi nada…Ser esposa de José María Aznar le ha servido de trampolín para convertirse en “concejala de Servicios Sociales” en el Consistorio madrileño. 

Y la última, por orden cronológico, Sonsoles Espinosa, mujer de José Luís Rodríguez Zapatero, quien al contrario que su antecesora, ha sabido mantener al margen su vida privada. No obstante esto no quita para que empiece a estar considerada entre “las mujeres más elegantes”.  

Son, sinceramente, distintas maneras de ser, de gobernar y de aparentar, cada cuál debe saber en cada momento, donde se está y cuál han de ser sus funciones, la única que no lo ha sabido….es Ana Botella.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres