Blogia
Espartero

Obras, son amores

Obras, son amores
 

La capital riojana, Logroño, está siendo escenario de un sinfín de obras, obritas y obrazas. No hay esquina en la ciudad de Logroño en la que no haya una obra, por pequeña que sea.

 

         Los logroñeses y riojanos, que solemos hacer vida diaria en la capital, nos vemos sorprendidos, casi a diario, con un sinfín de obstáculos, cambios en líneas de autobuses, calles cortadas, desvíos.

 

         Está muy bien que el Ayuntamiento de la ciudad quiera poner un “Logroño guapo”. Los coches, van a dejar de compartir el “ecosistema urbano” con los humanos.

         La duda es: ¿Estarán todas las obras, obritas y obrazas terminadas para los próximos comicios municipales y autonómicos, que se celebrarán en mayo del próximo año? Seguro que sí, al menos lo que sí se ve.

         ¿Seguro que no se usarán las “inauguraciones preelectorales” como un elemento que palíe el “sufrimiento de los vecinos de Jorge Vigón, la Gran Via y Avenida de España, entre otros?

Tendremos un Logroño muy guapo, pero se han olvidado de los árboles talados, de las noches sin dormir de los sufridos vecinos del centro de la ciudad, de integrar la bicicleta en el centro de la capital. Sería conveniente contar un poco con la opinión de los ciudadanos.

FOTO. DIARIO LA RIOJA.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres