Blogia
Espartero

Verdugos, ex verdugos y saco de hostias de todos

Verdugos, ex verdugos y saco de hostias de todos

Contemplo los últimos acontecimientos relacionados con el denominado “proceso de paz” en el País Vasco de una manera indignante. El Partido Popular está tomando un cariz preocupante, el video que suma la “rosa socialista” con la serpiente emblema de la banda terrorista ETA, sumando el  emblema de las víctimas, con el de sus verdugos.

 

        Populares y socialistas, jueces, periodistas, profesores universitarios y ciudadanos de a pie se han visto sorprendidos, a lo largo de más de 30 años de violencia etarra, por la garra del terrorismo.

 

Pero sorprende las diferentes actitudes, por un lado los que quieren que su muerto, sea “el último” y a los que les es indiferente que el sufrimiento se extienda.

Es de agradecer la actitud de algunas víctimas como el periodista, Gorka Landáburu o el edil Eduardo Madina, quienes aún siendo víctimas, apoyan al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, quien, más o menos acertadamente intenta “buscar la paz”, y no se nos olvide que con el beneplácito del Parlamento, donde reside la Soberanía nacional, eso sí, lamentablemente, no cuenta con el respaldo del Partido Popular, algo que no sorprende, porque su lema es oponerse a todo.

       

Sin duda alguna,  en este proceso de paz, el “Espíritu de Ermua” existe y está vigente, pero es de agradecer a todas las víctimas su sacrificio, pero sin duda, es mucho más de agradecer a aquellas víctimas que huyen del victimismo y buscan soluciones.

 

        La casualidad ha hecho que el asesino de Miguel Angel Blanco y de Enrique Mújica Herzog sea el mismo, un claro ejemplo de dos actitudes distintas. Unos la de rebanchismo, la del "muerto-mártir y beato" y la de otros la de “búsqueda de soluciones” aunque les duela en el alma.

 

        Me duele pensar que haya ciudadanos en este país que no quieran acabar con la violencia etarra.

Sé que es muy fácil decir, lo que voy a decir cuando no se tiene ningún muerto cercano, de la violencia etarra, pero con toda mi solidaridad con las víctimas tengo que decir:

"El Gobierno de todos" debe buscar nuestra seguridad y si esa seguridad pasa por “hacer trabajo de cocina” y “entre bambalinas”, bienvenido sea, al menos, para no extender, el dolor, el sufrimiento y la muerte a más familias de nuestro país. Esperemos que ahora sí, estemos ante la esperanza de la paz definitiva.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres