Blogia
Espartero

No adelantarás, pecado mortal

No adelantarás, pecado mortal

La Santa Sede ha realizado una encíclica en la que hace una serie de recomendaciones a los conductores cristianos para evitar, en la medida de lo posible la proliferación de los accidentes  de tráfico, desgraciadamente tan habituales en nuestras carreteras. Por este motivo la Santa Sede ha elaborado un decálogo del buen conductor cristiano y prevenir los excesos del tráfico.

Curiosa medida para serenar los ánimos de cualquiera la de rezar el rosario cuando uno se pone al volante, la serenata que se podría oír delante de un semáforo en rojo, sería una curiosa anécdota en los atascos de nuestras carreteras, cuando no contradictorio por su monotonía y aburrimiento, algo contraproducente en la carretera.

Ójala que los consejos dictados por la Santa Sede sean de gran utilidad para los conductores y que tengan unos resultados positivos, mucho más que las multas por los excesos cometidos por los conductores españolas y las medidas, -más recaudatorias que educativas que impone la Administración-, que el resto de confesiones religiosas tomen ejemplo de la medida, y por el bien de todos, creamos o no, que al menos hagamos un poco de caso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres